Páginas vistas en total

miércoles, 8 de septiembre de 2021

                                                     PORTERO DE NOCHE




    


Pequeña reseña de la película "PORTERO DE NOCHE".-Película italiana estrenada en 1974. Su directora Liliana Cavani contó con dos excelentes y acertados actores británicos. Dirk Bogard y Charlotte Rampling.  

Año 1957, Lucía Artherton (Charlotte Rampling) es una mujer judía casada con un director de orquesta al que acompaña en su gira por Austria. Al llegar a Viena se alojan en un fastuoso  hotel. En una de sus entradas y salidas del hotel la protagonista se topa con Maximilian Theo Adorfer (Dirk     Bogarde), un ex comandante de las SS que ahora trabaja como portero del establecimiento. A Lucía de pronto le vienen a la mente los horribles acontecimientos que  dieron lugar en el campo de     concentración en el que estuvo recluida durante la Segunda Guerra Mundial. El nazi la utilizó para satisfacer sus deseos sexuales cuando tan sólo era una adolescente. La traumática experiencia desembocará en una relación sadomasoquista donde el amor y el odio dominaran toda la trama.

La cinta no dejó indiferente al público de los setenta, siendo considerada película X en muchos países europeos.




PORTERO DE NOCHE

 

    Ni siquiera me miró. ¿Quién iba a fijarse en un anodino portero de noche del Gran Hotel Köning Von Ungaam? Me limitaba a dar un cortés: “buenas noches, señora. Buenas noches,  señor”. Ella y su esposo, prestigioso director de orquesta, se alojaban en él durante  sus  conciertos en Viena.

  Siempre me gustaron los ojos verdes de Lucía engarzados en su cara tan pálida cómo un blanco nenúfar; su cuerpo andrógeno de adolescente; su rapada cabeza inclinada en mi entrepierna. Nunca había conocido a nadie que disfrutara tanto de una felación.

  En mi noche libre adquirí una entrada para el concierto en el Teatro de la Ópera. Los dioses quisieron sentarme justo detrás de Lucía. Desde mi asiento contemplé parte de su perfil. Un rizo rebelde se liberó del brillante pasador que le sujetaba el cabello. Dejé caer al suelo la hojilla del programa para tener la excusa de exhalar mi aliento sobre su cuello. Se giró hacia mí.  Durante unos segundos eternos nos miramos. Sus ojos se agrandaron al reconocerme. «Max», pronunciaron sus labios sin emitir sonido alguno.

   He dejado de ser portero de noche, ahora soy cliente del hotel. Desde la ventana de mi habitación contemplo la catedral de San Esteban, las torres apuntan al cielo con sus agujas afiladas; la del lado sur, la más alta de las cuatro, parece un dedo acusador.

   Me enfundo el uniforme de comandante de la SS incluida las botas militares con las que someto, una vez más, a mi amada perra judía.



                                 Isabel Caballero
 
                               250 palabras

73 comentarios:

  1. Vaya, estimada amiga, esta vez nos haz dado un micro muy escalofirante, en donde parece el villano lleva todas las de ganar. No sabia de la existencia de esta pelicula, pero viendo el cartel de anuncio se ve super underground. La tematica es fuerte. Como no he visto la pelicula, entonces creo tomare tu relato como la referencia de ese Portero.

    Yo digo que ha sido un excelente ejercicio, porque todavia yo no he podido inspirarme, pero tu idea de dejar la reseña pues nos da contexto a los lectores, y bueno tambien Felicitaciones!!

    porque haz escrito el relato en tiempo record, y vaya que mke he distrutado este relato mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te recomiendo la película. Es cierto que la temática es fuerte, pero está tratada con maestría y elegancia incluso las escenas más álgidas.´
      Muchas gracias Jose, ánimo con esa inspiración.
      Hasta pronto.

      Eliminar
  2. Hola, Isabel! ¿Qué tal el verano? Un placer volver a toparme con tus letras. No conocía la película ni de oídas, pero pinta muy bien. Has plasmado a la perfección ese tono que cuentas, oscuro, tenebroso, casi apocalíptico; la noche se percibe como un todo que envuelve cada rincón del relato, y a eso le añades la parte x, o pornográfica, o simplemente sexual, con ese tono masoquista, de dominación. Muy bien plasmado, y ¿para qué más palabras? 250 son suficientes, por lo menos para ti.

    Como dice José, buenísimo y en tiempo récord. Doble mérito.

    Por cierto, he leído en el tintero que ya tienes la novela a punto, aprovecho para darte la... ¡enhorabuena! Ya nos las presentarás.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Pepe! Me alegro de "verte", espero que hayas pasado un buen veranito.
      Le decía a tu tocayo Jose Casagrande, que vale la pena ver la película, no se queda solo en la superficie del contenido sexual huyendo de la mediocridad y vulgaridad. Pone en evidencia el comportamiento humano, el drama y los horrores de la guerra.

      ¡¡¡ Y siiiiii....!!! la novela que me ha costado años escribirlas (inseguridades y más y más borradores) A ver si no se retrasa mucho la editorial.
      Un abrazo talla XXL

      Eliminar
  3. ¡Hola, Isabel! Lo primero es desear que hayas disfrutado de tus vacaciones que por lo que has comentado te han sido fructíferas en lo literario con tu novela. Y bueno, ahora que parece que mi portátil también regresa y puedo leer sin ese redondito del demonio dando vueltas, ¡vaya micro! La película no la vi o quizá la fusiono con Salón Kitty que también iba de nazis calentorros.
    El micro es una delicia, sadomaso, pero deliciosa en esta época donde lo políticamente correcto parece imponerse.
    Y es que el sexo, el placer, es una meta con muchos caminos que van más allá de la moral. Un micro que nos clava a la pantalla. Un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. ¡Hola, David!, espero que hayas descansado de todos nosotros estos dos meses :)
      Exacto, David, no debemos moralizar con la literatura y el arte en general. Estaríamos constreñidos si nos autocensuráramos. La escritura plana es aburridísima. En "Portero de noche" hay secuencias con connotaciones fetichista que Charlotte Rampling (Lucía), las llegó a convertir en icónicas. Sin duda, una película de culto altamente recomendable.

      Un abrazo de los fuertes fuertes.

      Eliminar
  4. Una película bastante inquietante por cuanto muestra la adicción de la víctima al victimario y a sus malos tratos.
    Te ha quedado un micro genial.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Rosa! Gracias. ¿Cómo estás? Seguro que has leído las mil y una estas vacaciones :)
      Es cierto que la película es inquietante, más aún en contraste con estos tiempos en los que, por fortuna, la sociedad condena (condenamos) los malos tratos en todas sus variantes.
      No sé si viste la película, a mi me encantó, tiene profundidad en relación con el comportamiento humano y las secuelas de la guerra, y además, una estética impresionante. Esa Viena fría y gris en contraste con algunas escenas tórridas y mantiene la expectación de los acontecimientos de principio a final. Las escenas del campo de concentración son terribles, pero grandes, tanto como su directora.
      Con el micro me tomé algunas libertades poder contar en 250 palabras.
      Un cariñoso beso, Rosa.


      Eliminar
    2. He visto la película un par de veces y, aunque ya hace bastantes años, recuerdo la sensación, la alienación que transmite, la dificultad de analizar (y banalizar) los sentimientos. Es una gran película que debería revisitar.

      Eliminar
  5. Muy bueno, un relato que sorprende e inquieta, que pone una enorme lupa sobre los comportamientos humanos indeseables donde se abusa del otro. Como es costumbre en tí, super bien escrito. Respecto a la película no la he visto pero la buscaré aunque los temas de los nazis y los campos de concentración de dan una sensación fea, trato de evitarlos, pero creo que vale la pena darle una oportunidad a la la peli. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te gusta la peli, Ana. Muchas gracias por tus palabras. Ya vi que escribiste, desde que tenga un rato te leeré. Gracias compañera.

      Eliminar
  6. Una temática poliédrica la que nos relatas, Isabel. No recuerdo haber visto la película, porque el tema nazi me supera, pero con tu narrativa trasladas las sensaciones encontradas y se siente el escalofrío inquietante.
    Deseando conocer tu novela, mucha suerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy corriendo al diccionario, Carmen, a ver que es es lo de poliédrica jeje
      No es solo un tema nazi, es, además, una historia sobre sensaciones y hasta sentimientos a pesar de la dureza.
      Un abrazo Carmen y mil gracias, compañera.

      Eliminar
  7. Gran película. Me gusta tu relato porque se impregna de esa mezcla de horror, dolor y erotismo presentes en la película, sin perder la elegancia. Felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo agradezco (no sé tu nombre, así que no puedo nombrarte). ¿Has escrito algo para el micro de cine?, ya me dirás.
      Un cordial saludo y espero poder leerte.

      Eliminar
  8. No conocía la película.
    Te felicito por tu microrrelato, has creado en el final una sensación escalofriante muy bien lograda.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Salud, Isabel!
    Enhorabuena por tu novela. Espero con ansias poder leerla en Argentina. El micro es de primera, tal como nos tienes acostumbrados. Yo recuerdo muy bien esa película porque más allá del estupendo trabajo de Charlotte Rampling y Dirck Bogard, recuerdo un guión extraordinario. Creo que de las miles de películas sobre el nazismo es una de las mejores. Otra, tremenda si las hay, fue La Elección de Sophie con Meryl Streep.
    Vayan mis mejores deseos para la novela, mis felicitaciones para el micro y un gran abrazo por el reencuentro 2021.(L verdad es que estaba extrañando).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay Juana! ¡Cuántos meses sin saber de ti!
      Tienes razón en lo que dices de que el guion de la película es espectacular y suma a la genial actuación de ambos protagonistas, especialmente de Dirck Bogard, un actor extraordinario.
      Gracias Juana, un besazo.

      Eliminar
  10. Saludos Isabel. Gusto de ver tu presencia tan cordial y tu buen hacer en las letras. También felicitarte por tu novela, con ganas de darle una lectura atenta como se merece tus letras.
    De tu relato quiero resaltar la belleza literaria del tercer párrafo, es magnífico. Ahora lo menos agradable: Tu relato inicia con una frase que no llega a serla, le falta el sujeto, entiendo la frase por semántica, pero no encuentro el motivo, me explico; por que decir que ella no le recordaba si cuando se vieron se reconocieron de inmediato. Después el protagonista hace una pregunta que no debiera hacerse, ella se fijo en él por eso tuvieron una aventura antes de que fuera oficial de la SS. Tuve que ver la película por una curiosidad: ver al protagonista enfundado en un uniforme de la SS. La SS austriaca era ilegal, no tenía permitido usar el uniforme, de modo que vestían de civiles con brazaletes de esvástica. En la película el protagonista estuvo en los campos de concentración de Hungría, más de la tercera parte del personal que estuvo en los campos eran austriacos. En tu relato no me causa ruido por que es una licencia y porque al fin y al cabo la literatura es hacer parecer real la fantasía. Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfredo, un placer volver a comentar contigo. Muchas gracias por tu acertada crítica. Tienes toda la razón en lo que me indicas de la primera frase del relato, ahora mismo la cambio.
      Por lo demás, como dices, son licencias que, como autora, me permito. Si viste la película, el hotel en el que se alojan no es el Köning Von Ungaam, sino el Hotel Ópera, creo recordar. Elegí otro hotel por su cercanía con el teatro de la música y la iglesia que nombro, y porque me gustó mucho cuando lo conocí (un guiño personal)
      Sobre lo que me cuentas del uniforme austriaco lo desconocía, (no soy versada en el tema, aunque podría haberme informado mejor, por lo que veo), ya vi que hiciste una buena labor de investigación, y esto te honra, la atención que pones en los detalles que conforman una historia verosímil, te lo agradezco mucho. Creo recordar que en la película el uniforme que vestía Maximilian tenía unas botas altas y uniforme de color negro u oscuro (la visionaré de nuevo no sea que esté equivocada). Lo que sí recuerdo perfectamente es que la SS en vez de las esvásticas utilizaban las runas, como bien se ve en la escena de danza en el campo de concentración (una escena increíble, con solo el movimiento del magnífico bailarín, y los oficiales inmovilizados en sus respectivas posturas en segundo plano)
      Me alegra también que te haya gustado el párrafo que mencionas, quise contrastar con un toque modernista y algo lírico (por lo cromático del modernismo), un contrapunto a la parte dura.
      Sobre mi novela, espero que cuando la resuelva la editorial puedas leerla, me encantaría que lo hicieras.
      Un cariñoso y agradecido abrazo, Alfredo. Iré a leerte desde que pueda, con tiempo y calma.

      Eliminar
    2. Otra vez por acá. Las escenas de la película corresponden a los campos de concentración de Hungría, en donde si usaban el uniforme y las runas. No es en Austria.

      Eliminar
    3. Tienes razón, Alfredo.
      He cambiado la primera frase por un: "Ni siquiera me miró", sigue sin tener sujeto, pero a continuación se distingue creo que con claridad a quien se refiere.
      Gracias de nuevo por toda tu ayuda.

      Eliminar
  11. ¡Hola, Isabel! ¡Qué maravilla de microrrelato! Coincido con los compañeros. Es muy difícil atreverse a escribir según qué cosas en esta época y, más allá de todo, creo que la literatura es, y debe ser, solo eso.
    He disfrutado leyendo, como siempre.
    Un saludo desde la Buhardilla de Tristán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Javier. Eres muy generoso.
      Es verdad, la literatura nos permite escribir e imaginar sobre asuntos que en la vida real no serían posible. Privilegios de escritor, aunque seamos meros aficionados, como es el caso de esta servidora.
      Un saludo, Javier.

      Eliminar
  12. Hola, Isabel. Menudo relato nos traes en la nueva convocatoria del Tintero. Desde luego, no has omitido nada, creando un ambiente oscuro y perverso donde se mueven los protagonistas. ¡Buen comienzo de curso el tuyo! je, je je.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando leí la convocatoria pensé en no ceñirme al tema que eligiera literalmente, pero la película es tan potente que, finalmente, preferí hacerle mi pequeño homenaje.
      Gracias por el abrazo, Bruno. Otro para ti, de los grandes.

      Eliminar
  13. Hola, Isabel, una gran película que te ha llevado a plasmar un microrrelato de lujo. Son tantos los elementos que se interrelacionan en él y con qué facilidad los has plasmado con tan pocas palabras. Genial!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es enorme la película, en su día me sentí subyugada por ella, aunque no sé si son los años que me hacen más sensibles a los aspectos crueles que el otro día que la volví a ver, lo hice de medio lado, como quien dice.
      No te he saludado, Pilar. Lo hago ahora con un abrazo.

      Eliminar
  14. Inquietante micro como inquietante resultó en su momento la película. La vi hace años y me has despertado interés por recuperarla. Muy buena historia, Isabel. Reflejas muy bien el carácter de la relación entre los protagonistas y la frase final es demoledora. Me ha gustado mucho. Muy contenta también por tenerte otra vez por aquí y muchas felicidades por esa novela que he leído que estás ultimando. Gran noticia 😉

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Martita. Yo también me alegro de "verte". Ya vi que escribiste, desde que pueda voy a leerte.
      Muchas gracias por tus palabras y tus buenos deseos para la novela. Mira si estoy impaciente que anoche soñé que me llegaron las galeradas, y estaban completamente en blanco. Me desperté sudando, ya te digo ¡uf!

      Eliminar
  15. Interesante micro desde la perspectiva de la conducta humana. Y gracias por brindarnos información adicional, sobre la película elegida. Saludos y felicidades por ese motivo que te mantuvo atrapada en vacaciones, tu novela, estoy segura será genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Raquel, por tus buenos deseos y por tu generoso comentario.
      Ya vi que escribiste "La Laguna azul". Pronto iré a leerte.

      Eliminar
  16. Hola Isabel, una bomba de micro, por decirlo así. De la película nada sabía y al parecer además de lo dura y dolorosa, también muestra un lado inexplicable pero real de la psicología humana.

    Tu maestría narrativa eleva cualquier perverso sentimiento o bajos instintos que pueda tener el micro.
    El lenguaje del final, brutal, acorde con la calidad humana amoral del personaje de la SS. Y la actitud de ella, da muestra de cuan importantes y adictivas son las heridas del pasado convertidas en rugosas cicatrices que de vez en cuando se abren y sangran, para causar un incomprensible placer o deleite.

    Felicidades y exitos con tu novela...

    Un gusto leerte Isabel, buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Harolina. ¡Qué bien has definido las secuelas que deja el sufrimiento!
      Buen fin de semana para ti también, compañera. Un cariñoso abrazo.

      Eliminar
  17. Hola, Isabel. Te felicito por el relato. Logras recrear un clima oscuro, perverso, lleno de violencia contenida. La película no la conocía. Pero, gracias a tu reseña, voy a intentar encontrarla. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mirna. Acabo de leer y comentar tu tan bien escrita "Casa de papel". Un cariñoso abrazo.

      Eliminar
  18. Brillante trama!! Ningún lector se atrevería a expresar algo tan usual hoy; como "revictimizar a Lucia". Quizás ella sufre aun; pasado tanto tiempo "El síndrome de Estocolmo". O es solo volver a experimentar aquel erotismo no consensuado; que la hizo mujer y amante, a la vez. Queda maravillosamente la interpretación en la psiquis de cada lector. Un cálido saludo.

    ResponderEliminar
  19. Gracias, Daniel.
    Quizás debí escribir una historia distinta con el título de la película propuesta, que era lo que proponía el reto de David, pero, creo que ya lo he dicho en algún comentario, la historia era tan potente que no me pude sustraer a ella.
    Otro cálido saludo para ti, Daniel, y gracias por tu interesante comentario.

    ResponderEliminar
  20. Hola Isabel. Como señalas en tus respuestas a los comentarios, la película ha tenido para ti un especial impacto. En esas condiciones, la adaptación del medio fílmico al entorno literario y más aún al micro relato se torna difícil y arriesgada. Queda clara en tu relato la impronta de la película y en tus comentarios la dependencia técnica literaria no tanto al guión técnico de la película como al potencial que te marcó como espectadora.
    Un relato interesante en cualquier caso. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo Javier. Muchas gracias por tu tiempo y generosidad,
      Un cariñoso abrazo.

      Eliminar
  21. Hola, Tara. Vaya escenas nos narras tan perversa como impactante. En su momento vi esa película y a pesar de su buena factura tanto interpretativa como de puesta en escena no me resulto muy satisfactoria, con los dramas de la vida real no necesito los de ficción.
    Tu historia al ser cortita si la he leído con mas agrado. De hecho, en mi final alternativo, la judía resulta ser una dominatrix y en cuanto se enfunda el cuero las tornas cambian 😂🤣
    Saludos 🖐🏼

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo tu reacción con la película, JM.
      Y sí, la frontera del masoquismo y el sado son muy difusas.
      Ya vi que escribiste, desde que pueda que voy "pallá" :)

      Eliminar
  22. Hola, Tara. Una historia que rezuma erotismo y perversión en cada línea, un coctel explosivo. Mucha suerte con tu novela. Un placer leerte. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de venir de leer y comentar tu expreso de media noche. Buen trabajo.
      Gracias por tus impresiones, compañero.
      A estas alturas del cuento creo que tendría que haber utilizado el título como detonador, ser menos literal y menos coincidente con la película propuesta, pero es lo que hay :)
      Un saludo y mil gracias, Pedro.

      Eliminar
  23. Menudo giro en el final, y yo que creí que ahí había una bonita relación...
    Genial, Isabel, una gozada leerte, como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paloma. Pues sí, un final demoledor.
      Ya he visto que escribiste, dame tiempo para leerte desde que tenga un rato.
      Gracias, Paaloma.

      Eliminar
  24. Hola Isabel. Lo primero de todo felicitarte por el buen camino que lleva tu novela.
    Creo que has hecho un micro que trasluce perfectamente la crudeza del film en todas sus facetas. Por supuesto desde la perspectiva del sádico y no de la víctima. Jugando muy bien con los sentidos. Sin haber visto la película, pero gracias a tu sinopsis de la misma, la sensación de asco brota inconsciente con la lectura del relato. No debe ser fácil entrar en la mente de un psicópata nazi. Buen micro, Isabel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus buenos deseos, Carles. Estoy con la pesada labor de la corrección de las galeradas, a ver si no se alarga mucho el proceso del "parto".
      Gracias también por tu percepción del micro.
      Hasta pronto, Carles.

      Eliminar
  25. Magnífico micro. Felicidades.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Macondo. Vengo de leer "Con la muerte en los talones" y todavía llevo la sonrisa puesta.

      Eliminar
  26. Hola Isabel, independientemente de la película y su trama que te ha sugerido este micro, pues yo lo he disfrutado como si no supiera nada de este film. Y con tus palabras he ido imaginando las escenas una a una. La descripción es magnífica. Me recuerda mucho a un relato erótico (uno de los primeros que escribí) de una protagonista ciega y su encuentro amoroso en la ópera escuchando Mozart, pero claro, nada que ver con nazis y judíos, que convierte este micro en más perturbador. Me gustan tus letras siempre, ya lo sabes. Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me ha entrado curiosidad curiosa de ese encuentro erótico en la ópera. Ya me dirás por donde puedo leerlo.
      Un besazo Eme. Graciassssssssssss

      Eliminar
  27. Un buen micro Isabel. Como siempre muy bien escrito y en cada escena la voy visualizando. Creo recordar que vi la película. deseando leer tu novela. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Mamen!, ¡cuánto tiempo sin saber de ti!
      A ver si te animas y vuelves a escribir para esta nueva temporada.
      Un abrazo, compañera.

      Eliminar
  28. No recuerdo haber visto la película, pero sí conozco el argumento.
    Tu micro ha superado mis expectativas, aunque no sé de qué me sorprendo si ya me tienes acostumbrado, je,je.
    Me ha encantado la forma en que has llevado la trama hasta el final.
    Un abrazo, compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Josep. Creo que si hubieras visto la película la recordarías, al menos para mi, fue impactante en todos los sentidos.
      Gracias por tu valoración.
      Un abrazo tamaño XL

      Eliminar
  29. Saludos Isabel. Espero estés bien. Es terrible ese río de lava que avanza y destruye todo a su paso. Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Gracias por tu preocupación, Alfredo.
    Yo vivo en la isla de Gran Canaria capital Las Palmas, y la isla hermana que está convulsionada por el volcán es la de La Palma, aunque dado el carácter volcánico de las islas Canarias, ninguna de las ocho está exenta de que se despierte o nazca un nuevo volcán. Los canarios, especialmente, estamos viviendo con preocupación y pena lo que están padeciendo nuestros vecinos palmeros que han perdido y perderán sus casas, tierras y bienes al paso de la lengua de lava que se traga todo a su paso. Es terrible. La buena noticia es que han salvado la vida. En la explosión del 71 de otro volcán palmero llamado Teneguía murió una persona. El gran problema de este es que la lava está pasando por núcleos poblacionales. Espero que la solidaridad y ayuda llegue pronto y no se quede todo en palabras y promesas.
    Un cariñoso abrazo, Alfredo.

    ResponderEliminar
  31. ¡Hola, Tara!

    Hace no mucho volvía a ver El fotógrafo de Mauthausen -flojita en todo caso- en la que de manera más o menos sutil se dejaba ver el horror de las muchachas que fueron obligadas a prostituirse en los campos de exterminio. Portero de noche es una gran película y desde luego que le has hecho un honor con este desgarrador relato. Los hoteles, por cierto, son fuente de miles de historias a imaginar y solo hay que sentarse en la cafetería de cualquiera de ellos para echar la imaginación a volar.

    Un beso y muchos ánimos para todos los canarios y residentes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Miguel. Yo también la considero un peliculón, y el tiempo no la ha devaluado para nada, todo lo contrario.
      Gracias también por los ánimos, especialmente para los canarios palmeros.

      Eliminar
  32. Por fin nos reencontramos después de tanto estío literario. Necesitamos este espacio inspirador para volver a escribir. Veo que no has perdido ni un ápice de tu frescura narrativa. Menuda película has escogido niña. Y que bien has hilado una historia tan truculenta.
    Te saludo y abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Francisco, este espacio de Tintero es de lo más inspirador, y añado motivador para escribir.
      Muchas gracias por tus palabras.
      Un fuerte abrazo, Francisco.

      Eliminar
  33. Hola, Isabel. He querido leer y comentar en primer lugar tu relato después de la inactividad que me ha paralizado más de tres meses.
    La peli de la que toma base tu relato no la he visto, pero sabía de su existencia. La temática nazi (o la que está relacionada) me crea mucho desasosiego y no sé leer o escribir con ojos críticos desvinculado de sentimientos. No obstante con la sinopsis que nos das se aprecia que tu relato es un paso más con la misma calidad e intensidad. Ma ha gustado especialmente tres puntos: "«Max», pronunciaron sus labios sin emitir sonido alguno.", "con sus agujas afiladas; la del lado sur, la más alta de las cuatro, parece un dedo acusador" y, la frese final que es el colofón. Me alegro de que sigas activa por aquí y, como no, felicitarte por tu libro. Espero que cuando se publique lo anuncies. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Isan. Me gusta mucho "hablar" contigo y no te digo ná de tus motivadores comentarios. Siempre te detienes en las frases que he puesto más intención, y eso, ya lo sabes, es de buen lector.
      Sobre el libro, anoche envié a la editorial la segunda galerada con las correcciones, un trabajo pesado. Tranqui que daré un aviso, pues un libro sin lectores no tiene sentido.
      Ya vi que escribiste. Esta tarde, con más tiempo, lo leo con tranquilidad.
      Otro abrazo para ti, Isan.

      Eliminar
  34. fascinante como comentas lo que te gusta

    ResponderEliminar
  35. Hola Tara, ¡qué relato!, muy bien desarrollado y un reflejo del sombrío y cruel carácter del nazismo que dio para todo. Éxitos y bendiciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mery. Me alegra que te haya gustado, compañera.

      Eliminar
  36. Hola Tara, de nuevo por aquí, y de nuevo un placer leerte, me gustaron todas las sensaciones que transmites en tu relato, sin duda con tintes de la película que tanto impacto llegó a causar. Genial, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mik. Un fuerte abrazo, y espero que participes para el reto de "La guerra de los mundos".

      Eliminar
  37. Hola Isabel te ha quedado un micro redondo.El final demoledor como la pelicula
    Un abrazo
    Puri

    ResponderEliminar
  38. Gracias Puri, un abrazo. Creo que me quedó demasiado literal, pero ya no tiene remedio 😉

    ResponderEliminar